Experiencia y Pobreza: Walter Benjamin En Ibiza, 1932-1933

Experiencia y Pobreza: Walter Benjamin En Ibiza, 1932-1933 [PDF / Epub] ✩ Experiencia y Pobreza: Walter Benjamin En Ibiza, 1932-1933 ☉ Vicente Valero – Buyprobolan50.co.uk Dos a os decisivos en la vida de Benjamin, y , estuvieron vinculados de un modo especial y hasta sorprendente, a la isla de Ibiza Durante aquellos a os, la trayectoria vital y literaria del escritor Dos a os decisivos Pobreza: Walter MOBI î en la vida de Benjamin,y , estuvieron vinculados de un modo especial y hasta sorprendente, a la isla de Ibiza Durante aquellos a os, la trayectoria vital y literaria del escritor berlin s se vio afectada por una crisis de car cter personal A su precaria situaci n econ mica y a Experiencia y PDF/EPUB or su carencia de expectativas profesionales se sum la irrupci n de otra crisis, la de su propio pa s, con el ascenso del nazismo al poder Como muchos otros, Benjamin se vio obligado a salir de Alemania en su caso, para no volver jam s Por lo general, esta p gina ibicenca de su trayectoria suele pasarse y Pobreza: Walter PDF/EPUB ¼ con bastante rapidez, a pesar de que en ella dej escritos algunos de sus textos m s l cidos y apunt motivos y situaciones que se convertir an en temas prioritarios de su reflexi n.


10 thoughts on “Experiencia y Pobreza: Walter Benjamin En Ibiza, 1932-1933

  1. Jean Ra Jean Ra says:

    No pocas veces, tras acabar una lectura, particularmente con las m s satisfactorias, me pregunto, en las manos de qui n pondr a yo este libro A qui n le podr a interesar y agradar tanto como a ti En primer lugar a quienes vieron la pel cula Qui n mat a Walter Benjamin y, como a m , les conmovi la desgracia personal de Walter Benjamin y les interes la dimensi n humana del intelectual alem n Tambi n a cualquiera que haya le do con gusto los libros de Patrick Deville, con quien este t tul No pocas veces, tras acabar una lectura, particularmente con las m s satisfactorias, me pregunto, en las manos de qui n pondr a yo este libro A qui n le podr a interesar y agradar tanto como a ti En primer lugar a quienes vieron la pel cula Qui n mat a Walter Benjamin y, como a m , les conmovi la desgracia personal de Walter Benjamin y les interes la dimensi n humana del intelectual alem n Tambi n a cualquiera que haya le do con gusto los libros de Patrick Deville, con quien este t tulo guarda algunos puntos de contacto, en especial ese repaso con notable br o narrativo por la vida de personas reales que coinciden en una regi n muy espec fica del mundo en una poca llena de movimiento y de formas m s o menos directas ambas vidas establecen contacto Si por ejemplo en Viva nos habla de la curiosa coincidencia que supuso que Trostsky y Arthur Cravan en un barco, aqu Valero especula acerca de la posible coincidencia en 1933 en Ibiza entre Franco y Walter Benjamin No es tan disparatada como el imaginario encuentro entre Kafka y Hitler en la Praga de entreguerras que plante Piglia, pero no est mal Como bien se ala Valero, Benjamin tuvo casi a tocar al hombre que de forma indirecta influy en su suicidio cuando se vio atrapado en Portbou en 1940 A eso le llamo yo hacer bien los deberes.Valero narra con maestr a, pues no s lo sabe desviarse del tronco narrativo central sin que decaiga el inter s, tambi n demuestra haber le do a fondo toda la obra y la correspondencia del intelectual alem n para trenzar una narraci n vigorosa, rica en detalles, tanto de la geograf a d nde transcurre la acci n como de la vida de sus personajes, y tampoco deja cabos sueltos, demostrando adem s un gran aplomo en el material que toca Gracias a Valero llegamos a saber los libros que ley Benjamin, a quien conoci , que cosas le gustaban, las que le disgustaban, sus rutinas y una pormenorizaci n de los rincones que transit en su estancia en las islas Pitiusas No se le escapa nada y por eso la caracterizaci n es como la del personaje de ficci n As , lo que podr a ser unos cap tulos perfectamente anecd ticos en la vida de un hombre no especialmente trepidante, en manos de Valero se convierte en una narraci n luminosa acerca de un hombre sumido en una crisis personal y que viaja al m s humilde de los rincones del Mediterr neo, un para so bohemio que por entonces preservaba su riqueza natural, y d nde, llevando una vida de recogimiento, consigue salir a flote prestando o dos a marinos, pescadores y campesinos para extraer la materia prima para unos escritos que elabora con relativa facilidad Como si de un personaje de Vila Matas se tratara, la escritura salva a Benjamin Me ha gustado especialmente la parte en la que se concentra en los hechos de 1932, cuando las esperanzas de Benjamin no estaban tan da adas y pudo refugiarse en la escritura de relatos y ensayos para elevarse por encima de las penurias Hay partes en las que da la impresi n que cualquier cosa es susceptible de convertirse en un fabuloso relato Incluso la brillante luz estival Valero tambi n demuestra buen ojo como lector e introduce algunos fragmentos de los escritos que cita para as demostrar con hechos hasta que punto Benjamin estaba inspirado por esa vida dedicado a la escritura, en parte gracias a la enorme curiosidad que le despierta ese mundo que a sus ojos parece todo nuevo Doy fe que el nimo de cualquiera se eleva y se vigoriza cuando descubre algo nuevo que revitaliza sus curiosidad y que parece abrir la puerta a posibles nuevos descubrimientos.La parte de 1933 est impregnada de ese aire decadente que denota la vida de Benjamin, a n y as en ning n momento se puede decir que Valero pierda el tiempo o el pulso de la narraci n En un libro como ste, que trabaja mayormente con elementos reales, tiene una vertiente period stica que, por lo menos a m , logra que descubramos a escritores tan rotundamente oscuros como la suiza Cilette Ofaire y el dada sta alem n Raoul Hausmann Y por supuesto al personaje central, Walter Benjamin Si una ventaja tiene este libro es que no es un bocado s lo para acad micos No es necesario conocer en profundidad los textos de Benjamin para seguir a Valero en intrincados juegos meta textuales, basta con reconocer cierta curiosidad por Walter Benjamin, Ibiza o por conocer como era la vida en un peque o rinc n del Mediterr neo cuando la modernidad todav a no hab a hecho acto de presencia.Como nota final comentar que me ha hecho especial gracia la actitud pesimista de Benjamin en su segundo a o en Ibiza, cuando la llegada de extranjeros estimula el negocio tur stico, aunque todav a estaba en ciernes y era muy modesto Si ya entonces un peque o hotel y unas decenas de personas le agobiaban, hoy en d a, si viera la Platja d en Bossa llena hasta la bandera de ingleses y alemanes borrachos como cubas, es posible que le explotara la cabeza ah mismo En fin, un libro muy hermoso que hace honor a ese dicho que ensalza la buena confitura de los frascos peque os


  2. Fernando Jimenez Fernando Jimenez says:

    Valero ha ampliado su ensayo sobre las dos estancias de Benjamin en Ibiza Se trata de un estudio muy completo, quiz s algo impersonal para lo que se estila ahora, que recoge una etapa no muy larga pero decisiva en la vida y la obra del escritor berlin s El impacto que tuvo en su pensamiento el descubrimiento de un mundo que se pensaba un aut ntico para so primitivo justo en el momento en el que se desmoronaba Europa es muy importante, pero adem s es interesant simo el mundo de alemanes y otros Valero ha ampliado su ensayo sobre las dos estancias de Benjamin en Ibiza Se trata de un estudio muy completo, quiz s algo impersonal para lo que se estila ahora, que recoge una etapa no muy larga pero decisiva en la vida y la obra del escritor berlin s El impacto que tuvo en su pensamiento el descubrimiento de un mundo que se pensaba un aut ntico para so primitivo justo en el momento en el que se desmoronaba Europa es muy importante, pero adem s es interesant simo el mundo de alemanes y otros europeos que empiezan a disfrutar del mundo mediterr neo de un modo que luego derivar en el moderno turismo de masas


  3. Alberto Panizo Pragitam Alberto Panizo Pragitam says:

    Valero ha sabido escribir, en fin, un libro tan perspicaz como estimulante, donde Benjamin se recrea como una conciencia excepcionalmente desheredada el miserable, com le llamaban los payeses , marcada por los afectos contrarios y el sufrimiento enfermo Una mente aislada que se entrega a la indagaci n secreta, una mente dial ctica en la que combaten la enga osa placidez, los sentimientos dislocados y un mundo no s lo de la isla que se escapa e Valero ha sabido escribir, en fin, un libro tan perspicaz como estimulante, donde Benjamin se recrea como una conciencia excepcionalmente desheredada el miserable, com le llamaban los payeses , marcada por los afectos contrarios y el sufrimiento enfermo Una mente aislada que se entrega a la indagaci n secreta, una mente dial ctica en la que combaten la enga osa placidez, los sentimientos dislocados y un mundo no s lo de la isla que se escapa en su ltima imagen benevolente Con su estilo que recuerda el propio estilo del tiempo insular certero, di fano y elegante, donde las profundidades se atisban, Valero ha escrito no un episodio menor de Benjamin, sino toda una cosmogon a del universo benjaminiano Al final, cuando ya Benjamin se despide de la isla, uno se queda con el nudo en la garganta y s lo puede recordar aquella frase de Dante a la puerta del Infierno No hay remedio para tu fractura, tu herida es incurable


  4. José Barallobre Veiga José Barallobre Veiga says:

    A m me ha encantado, aunque tengo que reconocer que soy muy walterbenjaminiano.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *